Masaje Reductivo

Masaje que busca  deshacerse de  la grasa localizada y  estilizar el contorno de la figura. Para este masaje, la presión en las manos debe ser fuerte y la velocidad acelerada. Se trabajan las zonas con mayor cantidad de grasa del cuerpo, provocando calor con movimientos concentrados que ayudan a disolver el tejido adiposo.

En las mujeres, las zonas donde más se trabaja son: abdomen, caderas y brazos. Los movimientos y técnicas del masaje reductivo intensifican la circulación y el metabolismo local al reabsorber las grasas e incrementar el consumo de calorías. Benefician la circulación sanguínea y linfática. Existen movimientos básicos, y uno de los más comunes son los de fricción y amasado. Que se realizan con la palma de las manos sobre las regiones afectadas. Van de menor a mayor presión de acuerdo a las sesiones y fomentan la movilidad de grasas. Se pueden emplear cremas reductoras para favorecer la acción.

Este tratamiento realizado en varias sesiones logra alcanzar la tonificación y afirmación del tejido adiposo, dando consistencia al cuerpo y colaborando con la eliminación de la celulitis.

Con un masaje reductivo se pueden reducir hasta 10 cm en 5 sesiones. Y la sesión tiene una duración de 2 a 3 horas.

Requiere evaluación 

Abrir chat
¿Necesitas Ayuda?